Jernej Kruder da la sorpresa y vence a Adam Ondra en Moscú

Este pasado fin de semana Moscú se convirtió en la capital de la escalada deportiva, acogiendo la primera Competición de escalada de velocidad del año, así como acoger la segunda competición de la IFSC Bouldering World Cup 2019, después del emocionante primer stage vivido en la ciudad de Meiringen (Suiza). En total, 450 atletas compitieron para mostrarnos su velocidad, habilidad y su fuerza.

Eslovenia arrasa

El segundo stage de la Copa del Mundo de bouldering dejó claro que los eslovenos van a ser un hueso duro de roer tanto en categoría femenina como en la masculina. En ambas categorías se observó también un hecho paradójico: mientras en las semifinales los routesetters pusieron el listón bastante alto permitiendo que se alcanzaran solo 7 tops, en la final sucedió prácticamente lo contrario.

Así, en la competición femenina todas las atletas que alcanzaron el podio consiguieron resolver los 4 problemas de la final. Futaba Ito (Japón), Jessica Pilz (Austria) y Lucka Rakovec (Eslovenia), consiguieron resolver tres de los cuatro problemas, algo que normalmente hubiera dado lugar a un puesto en el podio. Cabe destacar respecto a la eslovena Rakovec que, a pesar de tratarse de su primera incursión el la Copa del Mundo de Bouldering consiguió resolver 3 de los 4 problemas de la final en un solo intento o flash, por lo que probablemente sea una atleta a seguir en las próximas jornadas de competición.

En cuanto al podio, Fanny Gibert (Francia) y Shauna Coxsey (Gran Bretaña) tuvieron una disputada lucha por el segundo puesto, ya que empataron en todo (4 tops con 6 intentos cada una). Quien siguió en la línea marcada en la primera jornada celebrada en Suiza fue Janja Garnbret. La eslovena pareció haber adquirido más confianza si cabe, resolviendo los 4 problemas a la primera, lo que le valió para ser merecedora de la segunda medalla de oro de la temporada 2019.

Su compatriota Jernej Kruder realizo también la final soñada completando 4 tops incluyendo 2 flashes, lo que le llevó a hacerse con una merecedora medalla de oro. El gran favorito e ídolo de masas Adam Ondra terminó obteniendo la medalla de plata. Aunque no cejó en su empeño, falló en el último de los cuatro problemas. En tercer lugar terminó el japonés Yoshiyuki Ogata, que tampoco pudo resolver el último de los problemas.

Parece que el camino a los Juegos Olímpicos de Japón en 2020 va a ofrecernos una antesala de interesantes competiciones donde probablemente descubramos a los que irán convirtiéndose en los grandes aspirantes a hacerse con medalla.

Comentarios

mood_bad
  • Sin comentarios todavía.
  • Añadir un comentario