Nadie puede parar a Janja Garnbret

Chongqing acogió en el día de ayer la final de la tercera jornada de la IFSC Bouldering World Cup 2019. Una jornada en la que la eslovena Janja Garnbret volvió a mostrar su hegemonía en el cuadro femenino. Igual que ya hiciera en Moscú, conquistó el top en los 4 problemas, con dos flash en el M1 y M4 respectivamente. A día de hoy resulta difícil conocer el límite de esta jóven atleta de 21 años, y más complicado todavía parece que alguien pueda disputarle el título.

Ello no debe sin embargo desmerecer el trabajo realizado por la japonesa Akiyo Naguchi y la austriaca Jessica Pilz. La primera alcanzó también el top en los cuatro problemas de la final, si bien la diferencia en el número de intentos resultó clave. En el caso de Pilz, solo se le resistió el M3, mostrando bastante solidez y creatividad en el resto de problemas.

No tuvo tanta suerte Katja Kadic, que si en la semifinal alcanzo el top en los cuatro problemas, en la final no estuvo especialmente inspirada y no llegó a resolver ninguno. Futaba Ito y Petra Klinguer tampoco tuvieron su día, si bien alcanzaron un top cada una.

Manuel Cornu, el renacido

Contra todo pronóstico, el atleta francés de 25 años Manuel Cornu se hizo con la victoria en el cuadro masculino tras haberse clasificado a la final alcanzando un único top en la semifinal cuando faltaban apenas unos segundos para que se le agotara el tiempo. Conquistando tres de los cuatro problemas con bastante solvencia (incluyendo un flash), se postuló como uno de los atletas a seguir este año, con permiso de Jernej Kruder y Adam Ondra. Momento especialmente significativo fue el M2 que alcanzó con un dyno muy vistoso que Cornu celebró con un grito de euforia.

Muy cerca de él quedó el japonés Tomoa Narasaki, que conquistó también tres de los cuatro problemas, pero que por un fallo en el primer intento de alcanzar el M3, donde no llegó a tocar la zona, quedó privado de hacerse con ese primer lugar.

Un digno tercer lugar fue el que obtuvo el esloveno Anze Peharc. Resolvió tres de los cuatro problemas, y fue especialmente emocionante el M4, ya que fue el único de todos los finalistas que consiguió resolverlo. Sin embargo, el número de intentos por alcanzar el top fue lo que le penalizó, pero su constancia quizá le pueda llevar a nuevas alegrías en próximas pruebas del campeonato.

Les siguieron en 4º y 5º lugar con dos problemas resueltos cada uno Sascha Lehman y Aleksey Rubtsov. El suizo mostró solidez en el M1 y M3 respectivamente, y no quedó lejos de alcanzar el M2. Cerró la clasificación el japonés Kokoro Fujii, quien también resolvió dos de los problemas de la final, pero fue a la vez el que más veces intentó alcanzar el top.

El calendario ofrece poco descanso, y ya la próxima semana los atletas podrán competir de nuevo en China, esta vez en la ciudad de Wujiang. Veremos si Garnbret sigue demostrando su dominio en el cuadro femenino, y si alguien empieza a marcar diferencias en el cuadro masculino.

Comentarios

Añadir un comentario